Visita a Godenholm

Autor: Ernst Jünger
Traductor: Juan Conesa Sánchez
ISBN: 978-84-946557-3-9
PVP: 14,50 €
Edición:
Fecha de publicación: septiembre 2017
Encuadernación: rústica con solapas
Páginas: 128
Dimensiones: 13 x 21 cm


Leer un fragmento del libro


Visita a Godenholm narra la llegada a una pequeña isla de una mujer y dos hombres, quienes han sido invitados por un misterioso personaje que ejercerá como guía en un viaje iniciático. El relato, publicado originalmente en 1952, un año después que el mítico ensayo de Jünger La emboscadura y dos antes que Las puertas de la percepción de Huxley, es probablemente la primera obra de ficción en la que se describe (de forma velada) una experiencia con LSD,
sustancia que el autor había consumido con Albert Hofmann en 1951. Jünger ya había experimentado previamente con el cannabis y la mescalina, y había escrito sobre ello en El corazón aventurero (1929, 1938) y en la distopía Heliópolis (1949), pero aquí la descripción de la experiencia psiconáutica se convierte en el asunto central de la obra, en la que la escritura del autor alcanza una de sus cimas poéticas.

Ernst Jünger (Heidelberg, 1895-Wilflingen, 1998), cultivador de la crónica, el ensayo y la novela, soldado en las dos grandes guerras, viajero, psiconauta y hombre de ciencia volcado hacia el estudio de la naturaleza, es una de las figuras más lúcidas y polémicas del siglo XX.

Tras pasar su infancia en Hannover, huye del hogar familiar en 1913 y se alista en la Legión Extranjera francesa. Voluntario en la Primera Guerra Mundial, narra su experiencia en Tempestades de acero (1920), obra que obtiene un éxito inmediato y le vale la fama. En 1923 comienza sus estudios de Ciencias Naturales, y a finales de la década se traslada a Berlín, donde colabora en publicaciones del movimiento revolucionario conservador. Aunque su producción escrita, en especial obras como La movilización total (1930) y El trabajador (1932), suscita el interés de los nacionalsocialistas, Jünger rechaza varias veces la oferta para ocupar un cargo parlamentario y les prohíbe usar su obra con fines propagandísticos. Publica Sobre los acantilados de mármol (1939), su respuesta al totalitarismo, y al estallar la Segunda Guerra Mundial es destinado al mando alemán en París, donde conoce a diversas personalidades de la cultura. La publicación de Jardines y carreteras (1942) le vale la censura por parte del régimen y, tras el atentado contra Hitler en 1944, el mando alemán de París, involucrado en los hechos, es disuelto y Jünger es licenciado del ejército. Para entonces ya ha comenzado a circular de forma clandestina La paz, que verá la luz en 1946 fuera de Alemania, ya que inicialmente también el gobierno militar británico de la zona ocupada prohíbe que el autor publique.

En la década de los 50 se traslada a Wilflingen, en la Alta Suabia, donde vivirá retirado hasta el final de sus días, compaginando la entomología y los viajes por Europa, Asia y África con su actividad como escritor, en la que destacan sus diarios.